A cargo de Dr. R. Sebastián Miranda Morales, Investigador Asistente CONICET, Profesor Asistente, Facultad de Psicología, UNC.

Jueves, 05 de Septiembre de 2019

12 hs, Auditorio del IMMF

Resumen:

Los vínculos filiales juegan un rol importante en el desarrollo de la progenie. Diferentes experiencias sociales durante el desarrollo temprano y a lo largo de la vida pueden afectar directamente el uso y abuso de drogas. También es conocido los efectos del uso de drogas de abuso sobre comportamientos sociales, como la crianza, relaciones interpersonales, comportamientos sexuales e inestabilidad de la pareja. Del mismo modo, varios estudios han apuntado al carácter protector de los lazos sociales sobre la vulnerabilidad al uso y abuso de sustancias. Esta reciprocidad entre drogas de abuso y los comportamientos sociales se basa en parte a las evidencias que apuntan al solapamiento, al menos parcial, de los circuitos neuronales que los modulan. Durante el seminario, se presentarán evidencias de cómo experiencias diferenciales de crianza durante la lactancia pueden inducir fenotipos conductuales particulares en la descendencia y en los progenitores que, a su vez, pueden repercutir en las respuestas de estos sujetos al alcohol.