Este es un trabajo en el que la Dra. Carla Cisternas participó en colaboración con el equipo de investigación que dirige la Dra. Nancy Forger en la Universidad del Estado de Georgia de Estados Unidos.

En este estudio se demuestra que los mecanismos epigenéticos que metilan y demetilan el ADN están involucrados en la determinación de las diferencias sexuales en el número de neuronas que expresan el receptor de estrógeno alfa en el núcleo arqueado del hipotálamo de ratón.

Esta diferencia sexual se establece durante el desarrollo por acción de la testosterona y estas neuronas hipotalámicas regulan algunas funciones sexo-específicas como el control de la ingesta de comida, la homeostasis energética, el comportamiento sexual y la densidad ósea, entre otras.

Lee la nota completa en: https://www.karger.com/Article/Abstract/519671

Categorías: Novedades